San Honorato "Patrono de los Panaderos Argentinos"

San Honorato “Patrono de los Panaderos Argentinos”
Desde muy antiguo las comunidades de panaderos se constituyeron en las ciudades, sociedades de base religiosa o cofradías colocadas bajo la protección de un Santo Patrono cuya vida o martirio recordaban la profesión. El santo Patrón era conmemorado cada año en una fiesta, por toda la comunidad. Ese día, las panaderías permanecían cerradas. Los festejos comenzaban por una misa solemne a la que asistían maestros y aprendices: siguiendo ceremonias, procesiones, reparto del pan bendito, llevando al frente el estandarte corporativo en el que figuraba la imagen del Santo.



El verdadero patrón de los panaderos es, San Honorato. Nació en  Port-le-Grand (Puerto Grande) en Amiens, a comienzos del siglo VI en una familia muy honorable. Recibió desde muy joven una buena educación del obispo del lugar, y a la muerte de éste los fieles lo designaron para sucederle. La leyenda cuenta que por no considerarse suficiente para esta tarea Honorato quería rehusar, cuando un rayo celeste y un aceite misterioso brotaron sobre su cabeza: era la consagración divina. La leyenda agrega que en el mismo momento, su nodriza que estaba cocinando el pan en el horno paterno no quiso creer en el prodigio sólo a condición de que la horneada de panes que estaban frente a ella tornaran raíces. Esto se realizó al instante. El pan se transformó en moreras con follajes y flores. A partir de ese momento floristas y panaderos se disputaron al Santo Patrón. Honorato murió el 16 de mayo del año 600 en el mismo pueblo en que había nacido y fue enterrado bajo el altar mayor de una iglesia construida en su honor.  



Desde el día  12 de noviembre del año 1980 "... habiendo aprobado debidamente el Venerable Raúl Primatesta, Cardenal de la Santa Romana Iglesia, Arzobispo de Córdoba en la Argentina y Presidente de la Conferencia Episcopal de la misma Nación, juntamente con los demás Obispos argentinos ... establecemos que SAN HONORATO OBISPO SEA EL PATRONO DE LOS PANADEROS DE LA NACION ARGENTINA, con todos los derechos y concesiones litúrgicas según las rúbricas..."    A partir de 1992, en el 31º Congreso Nacional de la Industria del Pan y Afines realizado en nuestra ciudad, se resuelve por unanimidad adherir a la decisión adoptada por las máximas autoridades eclesiásticas del país. Y Cada 16 de mayo celebramos culto con él.

Imprimir
Inicio